Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
14 diciembre 2015 1 14 /12 /diciembre /2015 05:36

~~La constitución, como toda ley, puede definirse tanto desde el punto de vista formal como desde el punto de vista material. Desde el punto de vista material, la constitución es el conjunto de reglas fundamentales que se aplican al ejercicio del poder estatal. Desde el punto de vista formal, la Constitución se define a partir de los órganos y procedimientos que intervienen en su adopción, derivándose así una de sus características principales, su supremacía sobre cualquier otra norma del ordenamiento jurídico. La Constitución, en Venezuela, es la norma fundamental o Carta Magna, establecida para regir jurídicamente al país, fijando los límites y definiendo las relaciones entre los poderes, poder legislativo, ejecutivo, judicial, ciudadano y electoral entre los tres niveles diferenciados del gobierno (el nacional, estadal y municipal), y entre todos aquellos y los ciudadanos; asimismo, establece las bases para el gobierno y para la organización de las instituciones en que el poder se asienta; y garantiza finalmente, en tanto que pacto social supremo de la sociedad venezolana, los derechos y los deberes del pueblo. Venezuela ha tenido diversas constituciones a lo largo de su historia. Desde que devino una nación libre e independiente, se ha dado, según el momento histórico y la circunstancia, varias constituciones hasta llegar a la que rige en la actualidad, que fue promulgada el 30 de diciembre de 1999. Cada una de ellas ha tenido su razón política de ser y un impacto social determinado. He aquí un breve resumen de cada una de ellas y de su historia. 26 constituciones (1811, 1819, 1821, 1830, 1847, 1857, 1858, 1864, 1874, 1881, 1891, 1893, 1901, 1909, 1914, 1922, 1925, 1928, 1931, 1936, 1945, 1947, 1953, 1961, 1999) si incluimos nuestra Acta de Independencia de 5 de Julio de 1811que normalmente no se la clasificaría como una Constitución, sin embargo en puridad de teoría sí lo es, pues es la que nos constituye como pueblo independiente, es nuestra voluntad y decisión política original como pueblo, manifestada aun antes de que la independencia fuera realidad y como tal decisión es el fundamento de todas las otras constituciones, que la presuponen como base de toda su normativa. Según su reformabilidad, las Constituciones se clasifican en rígidas y flexibles. Las Constituciones rígidas son aquellas que requieren de un procedimiento especial y complejo para su reformabilidad; es decir, los procedimientos para la creación, reforma o adición de las leyes constitucionales es distinto y más complejo que los procedimientos de las leyes ordinarias. Según el grado de complejidad del mismo se denominarán bien rígidas, bien super rígidas. Las constituciones flexibles se modifican mediante el procedimiento legislativo ordinario, lo que significa que una ley del parlamento puede cambiarlas en cualquier momento. Las Constituciones se diferencian también en función de su origen político: pueden ser creadas por contrato entre varias partes, por imposición de un grupo a otro, por decisión soberana, etc. Las Constituciones otorgadas se dice que corresponden tradicionalmente a un Estado monárquico, donde el propio soberano es quien precisamente otorga; es decir, son aquellas en las cuales el monarca, en su carácter de titular de la soberanía, las otorga al pueblo. En este caso, se parte de las siguientes premisas: Desde la perspectiva del monarca, es él quien la otorga, por ser el depositario de la soberanía. Es una relación entre el titular de la soberanía –monarca— y el pueblo, quien simplemente es receptor de lo que indique el monarca. Se trata de una Constitución en la cual se reconocen los derechos para sus súbditos. Hay Constituciones que son impuestas por el Parlamento al monarca, refiriéndose al Parlamento en sentido amplio, con lo que se alude a la representación de las fuerzas políticas de la sociedad de un Estado, de los grupos reales de poder en un Estado que se configuran en un órgano denominado Parlamento. En este tipo de Constitución, es la representación de la sociedad la que le impone una serie de notas, determinaciones o de cartas políticas al rey, y éste las tiene que aceptar. Por lo tanto, en el caso de las Constituciones impuestas existe una participación activa de la representación de la sociedad en las decisiones políticas fundamentales. En las Constituciones pactadas, la primera idea que se tiene es el consenso. Nadie las otorga en forma unilateral, ni tampoco las impone debido a que si son impuestas y no se pactan, carecerían de un marco de legitimidad. Estas Constituciones son multilaterales, ya que todo lo que se pacte implica la voluntad de dos o más agentes; por lo tanto, son contractuales y se dice que parten de la teoría del pacto social. Así, se puede pactar entre comarcas, entre provincias, entre fracciones revolucionarias, etc. Las constituciones pactadas o contractuales implican: una mayor evolución política que en aquellas que son impuestas u otorgadas, en las pactadas hay una fuerte influencia de la teoría del pacto social, en aquellas que son pactadas, este pacto o consenso se puede dar entre diversos agentes políticos o todos aquellos grupos de poder real que estén reconocidos por el Estado. Así, aun tratándose de una monarquía, cuando se pacta los gobernados dejan de ser súbditos y se consagran como un pueblo soberano. Constituciones aprobadas por voluntad de la soberanía popular son aquellas cuyo origen es directamente la sociedad, la cual por lo general se manifiesta a través de una asamblea. Por lo tanto, no es que la sociedad pacte con los detentadores del poder público, sino que la propia Constitución surge de la fuerza social. El control de constitucionalidad trata de los mecanismos de revisión de la adecuación de las leyes y de los actos del Estado o de los particulares a la suprema ley de un país. Existen diversas clasificaciones atendiendo a diversos criterios. La rama del Derecho especializada en este estudio es el Derecho Procesal Constitucional. Sistema concentrado: en algunos países es realizado por una Corte Suprema o Tribunal Constitucional, que es el encargado de resolver los planteamientos o recursos de inconstitucionalidad presentados por los ciudadanos frente a las violaciones a alguna norma legal por parte del Estado, o de otro particular. Sistema difuso: Este sistema establece que el control de constitucionalidad de una norma o de un acto jurídico puede ser realizado por cualquier tribunal del país. Sistema mixto: Sistema de control difuso en tribunales ordinarios y control concentrado en Corte Suprema o Tribunal Constitucional. Puede ser que la sentencia en materia constitucional surta efecto sólo entre las partes intervinientes en el caso concreto. En este caso se dice que la declaración de inconstitucionalidad tiene efecto "inter partes". O puede acontecer que la sentencia sea válida para todos los ciudadanos, en cuyo caso se dice que surte efecto "erga omnes". Esto generalmente sucede en los países en los que se aplica un sistema concentrado de control. Mientras en los años 60 y 70 se estaban produciendo vertiginosos cambios en la sociedad española, el régimen de Franco permanecía estático en lo fundamental; una estructura política fosilizada convivía con una sociedad dinámica. En esta situación se produce la muerte de Franco, cuyas Leyes Fundamentales preveían la continuidad del régimen en forma de monarquía no democrática. Sin embargo, los protagonistas de la política de los primeros años del reinado de Juan Carlos I, pronto dieron muestras de querer adecuar la situación política a los cambios sociales que se habían producido, más todavía dada la necesidad de la economía española de integrarse en las comunidades europeas ante la situación a la que se había llegado como consecuencia de la crisis de 1973. Todo ello condujo a la transición a la democracia partiendo de la estructura jurídica del franquismo, aprobando una nueva Ley Fundamental que derogaba otras y que va a permitir abrir en España un proceso constituyente que nos lleve un sistema democrático homologable en Europa. Los principales protagonistas de la transición fueron el Rey (nombrado su sucesor por Franco), Torcuato Fernández Miranda (presidente de las cortes franquistas) y Adolfo Suárez, nombrado presidente del gobierno por el Rey y cuya carrera política la había hecho en el Movimiento Nacional (Vicesecretario General del Movimiento y Ministro Secretario General del Movimiento en el gobierno de Arias Navarro). La transición se vio favorecida por la crisis final del franquismo que enfrentaba a los partidarios del régimen en dos sectores irreconciliables, los reformistas y los duros. Se partió de un “sistema constitucional” súper rígido, casi pétreo, conformado por las Leyes Fundamentales cuya modificación se ve forzada. El franquismo ortodoxo era inviable y anti histórico. Se impone una transición, Las Cortes resultantes de la elección de 1977 aprueban la constitución de 1978, constitución pactada con participación de la soberanía popular. La referencia del presente escrito va dirigido a destacar que el pacto constitucional español posterior a la muerte del dictador funcionó con importantes realizaciones para el pueblo español pero nació cargado de insuficiencias y ha caído en el inmovilismo que lo está agotando. La ausencia de dinamismo, de pertinencia social, de adecuación a las nuevas realidades, de respuestas indispensables para el momento que al no generarse parece que van a comprometer la integridad y la existencia misma del Estado nacional español. La constitución de 1999 vigente en la República Bolivariana de Venezuela, es la norma máxima y fundamental de la república, con supremacía sobre cualquier otra norma, dentro de un ordenamiento jurídico cada vez más constitucionalizado. Constituye una carta política extensa, rígida, que se enmarca dentro del nuevo constitucionalismo latinoamericano; derivando de la soberanía popular a través de una Asamblea Nacional Constituyente convocada y electa para tal fin y ratificada en un referendo aprobatorio. Con un sistema de control de la constitucionalidad mixto, por una parte difuso en todos los tribunales de la República y concentrado en la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia. En Venezuela no existe Tribunal Constitucional. En Venezuela las sentencias en materia constitucional rebasan el efecto inter pares siendo válida para todos los ciudadanos. El modelo político, social y económico construido e implantado a partir del 23 de enero de 1958 funcionó con el consenso y la participación de los partidos políticos, excepto la izquierda, las centrales de trabajadores, las fuerzas armadas, los empresarios, la iglesia católica y los Estados Unidos, en un sistema democrático sin extremismos pero reformista, que funcionará como aliado seguro del imperialismo. Ese modelo se soportó en la carta constitucional de 1961 y Venezuela fue por muchos años un ejemplo de las democracias latinoamericanas. El modelo funcionó por 40 años con importantes realizaciones y grandes fallas y carencias, enormes ausencias y falta de respuestas frente a nuevos retos. La corrupción, el silencio, la complicidad, la demagogia, el populismo, la ineficacia y la ineficiencia, la deuda externa contraída con irresponsabilidad manifiesta de deudores y acreedores, la insuficiencia de recursos por cuantiosos que estos pudieran ser, etc., comenzaron a agotar el modelo y a convertir la democracia en un concepto vacío y sin pueblo. Nuevas y viejas realidades con nuevos y viejos requerimientos para los cuales no había respuesta. El agotamiento comenzó a evidenciarse en colapso económico, crisis social e intentos de golpes de estado. La crisis alcanza su punto más alto con el resultado electoral de 1998 cuando el triunfo electoral de Hugo Chávez desplaza a los factores que dominaban el poder desde 1958. En países como Venezuela, Ecuador y Bolivia, estos cambios políticos se tradujeron en nuevos procesos constituyentes y en nuevos textos que, si bien recogían elementos de las constituciones hasta entonces vigentes, intentaban presentarse como una ruptura con el consenso político y económico hasta entonces vigente. En otros países, la mudanza de época se expresó en nuevos desarrollos interpretativos orientados, entre otros aspectos, a desplegar la fuerza normativa de los derechos reconocidos en la constitución. Estas transformaciones, en definitiva, contribuirían a la gestación de un nuevo constitucionalismo social latinoamericano que, si bien está lejos de ser inmune a regresiones autoritarias o elitistas, ha despertado fuertes expectativas democratizadoras y garantistas. Que estas expectativas se cumplan o no depende de varios factores. Entre ellos, de la superación del sentido común neoliberal vigente en las últimas décadas; del modelo productivista y extractivista asumido por muchos gobiernos de la región; de las concepciones elitistas, excluyentes o burocratizadoras de la democracia representativa; y de la tradicional injerencia anti-democrática en la región del gobierno de los Estados Unidos y de algunas grandes corporaciones transnacionales. El principal reto del nuevo constitucionalismo es en la búsqueda de instrumentos que repongan la perdida (o nunca lograda) relación entre soberanía y gobierno, es decir, establecer mecanismos de legitimidad y control sobre el poder constituido a través –en muchos casos– de nuevas formas de participación democrática vinculante, una de esas formas democráticas de participación. Poder constituyente vs poder constituido, poder popular vs poder institucional, democracia participativa y protagónica vs democracia representativa. FUENTES CONSULTADAS Manuel García-Pelayo y Alonso, Derecho constitucional comparado, Madrid, Alianza, 1984 (reimpresión de la 7ª edición, de 1961). Parte Primera (“Teoría de la Constitución y del Derecho constitucional”), Capítulo 2 (“Tipología de los conceptos de Constitución”), págs.33 a 53. Graciela Soriano, Manuel García Pelayo en el desarrollo del Derecho Constitucional del siglo XX, Cuestiones Constitucionales, número 13, julio-diciembre 2005. Doctrina Constitucional. En: Revista General de Derecho Público Comparado. N° 9, 2011. Fundamentos teóricos y prácticos del nuevo constitucionalismo latinoamericano. Roberto Viciano Pastor y Rubén Martínez Dalmau. P.A. Ruiz Lalinde. IES “Marqués de la Ensenada”. Haro https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_del_constitucionalismo_venezolano http://www.monografias.com/trabajos87/constituciones-venezuela/constituciones-venezuela.shtml http://usbaldoalvarezdiaz.blogspot.com/2012/11/breve-narracion-de-historia.html http://historiaconstitucionalvenezuela.blogspot.com/ http://metamorfosisjuridica.blogspot.com/ http://www.la-razon.com/index.php?_url=/suplementos/la_gaceta_juridica/neo-constitucionalismo-nuevo-latinoamericano-gaceta_0_1964203662.html http://jorgemachicado.blogspot.com/2009/07/cpe_11.html

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Marian 01/07/2019 22:11

Específicamente, ¿qué tipo de constitución es la que posee Venezuela?

Presentación

  • : conversemos de educación y algo más
  • : Espacio para compartir sobre diversos temas de actualidad con énfasis en Educación, Historia y Política
  • Contacto

MUY IMPORTANTE!!!

visita también: http://grupo-acf.com/  

contáctanos:

 lenpolca@gmail.com

Páginas