Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
7 enero 2017 6 07 /01 /enero /2017 10:15

Enseñar es mucho más fácil y mucho más sencillo cuando lo que se enseña corresponde con los intereses de aprendizaje de los estudiantes. Se aprende lo que importa, lo que interesa, lo que es útil para la vida y lo que es significativo. En ningún caso sólo se enseñará lo que el estudiante ha hecho conciencia de que le interesa. El interés del estudiante surge desde adentro e idealmente de manera espontánea; sin embargo, existen compromisos de enseñanza para estimular y facilitar el logro de determinadas metas de aprendizaje en los estudiantes que requieren promover y estimular, el interés cuando este no surge naturalmente. Publicitar y “vender” los temas generadores. Ejemplo el estudiante no ha hecho conciencia de cómo y para qué le interesa aprender sobre Simón Bolívar, en ningún caso se deja de enseñar, se promueve, se publicita y se “vende” ese tema.

No puede ocurrir nada en el entorno, en la vida, en la sociedad, en el país, a lo cual la escuela esté de espalda. Si la escuela no enseña, no discute, no informa, otros lo harán, atendiendo a sus propios intereses y no a los del estado docente venezolano.

La propuesta curricular se presenta al comienzo del año escolar, en el cual se presentan las áreas de formación, las finalidades educativas, los referentes éticos y procesos y temas indispensables y los temas generadores. El docente construye en conjunto con los estudiantes los contenidos y el tejido temático para cada uno de estos temas. En este proceso se desarrolla el diagnóstico que permite conocer a los estudiantes, sus inquietudes e intereses y sus debilidades y fortalezas.

Esta manera de concebir la acción educativa del docente dentro de la propuesta curricular que se presenta supone el acompañamiento por parte de los supervisores en el sentido más amplio, constructivo y positivo del término supervisión. Supone el debate, el intercambio de saberes, la discusión, la consulta, el estudio, la toma de decisiones para la mejora y la transformación y el reproceso necesario y permanente. La propuesta que se extiende en su ejecución otorga papel preponderante a los docentes como constructores del Currículo, al delegar en ellos el relleno de los temas generadores con contenidos específicos y flexibles consensuados con los estudiantes.

La escuela no puede ser una institución obsoleta, aburrida, anacrónica, equivocada y molesta. La institución educativa en general y cada encuentro educativo en particular deben constituir espacios para la paz, el respeto, el crecimiento, el cambio, la alegría y finalmente el aprendizaje. El estudiante viene a la escuela a sentirse cómodo, a sentirse bien y entonces a aprender. No se aprende en ambientes rígidos y hostiles. Estamos en presencia de una concepción curricular basada en la "pedagogía del amor", la escuela amiga del estudiante, una didáctica dialógica y el estudiante como centro, a través del interés que nace y del interés que se despierta, se promueve y se incentiva. Hay intenciones de aprendizajes con aspectos innegociables. No existe modelo curricular que niegue eso.

Los resultados de la evaluación de los aprendizajes constituyen un juicio sobre los aprendizajes alcanzados por los estudiantes. Constituyen un insumo fundamental para la toma de decisiones, la mejora, el cambio y la transformación. Cuando estos no son los esperados y no son satisfactorios debe revisarse todo. Estudiantes, docentes, contenidos, planes, estrategias, ambientes, etc. Deben replantearse las metas de enseñanza y su proceso de facilitación para acompañar a los estudiantes en la construcción de sus aprendizajes, reforzando y atendiendo todos los aspectos que así lo requieran. Resulta muy importante la valoración del desempeño de los estudiantes en todas y cada una de las áreas de formación y dentro de los grupos estables, así como su desempeño social general dentro del plantel. La evaluación de los aprendizajes y sus resultados deben ser objeto de análisis serio y permanente, conforme a criterios claros dentro de una noción de totalidad, el estudiante, el área de formación, el curso, el plantel.

Formas, modos, maneras, instrumentos, oportunidades, acciones de verificación y juicio de los aprendizajes logrados por los participantes y explícitamente enunciados en el propósito del área de formación y en los temas generadores y sus contenidos. Se detalla y se especifica en el plan de evaluación y en el Plan de Clase o de Encuentro Educativo. Verificar y juzgar el logro de los aprendizajes, a través de la recolección y selección de información sobre los aprendizajes de los participantes, a través de la interacción con ellos, la aplicación de instrumentos, las situaciones de evaluación, etcétera; para la interpretación y valoración de los aprendizajes en términos del grado de desarrollo de los criterios de evaluación establecidos en cada área y, por ende, el grado de desarrollo de la competencia y el logro de los aprendizajes.Conduce a la toma de decisión, que involucra el establecimiento de un plan de acción que permita al participante conocer, reforzar y estimular los aprendizajes que debe desarrollar con la ayuda del docente, quien deberá planificar nuevas estrategias de enseñanza y aprendizaje, según las conclusiones a las que se llegue en la evaluación; dependiendo del momento y siempre que los tiempos lo permitan.

La evaluación debe ser cualitativa, cuantitativa, continua, integral, variada, democrática, cooperativa, colaborativa, participativa, negociada y consensuada con el estudiante; diagnóstica, formativa y sumativa, a través de la autoevaluación, coevaluación y heteroevaluación. Fundamental tener claro quiénes evalúan, a quiénes se evalúa, qué se evalúa, cuándo se evalúa, cómo se evalúa, con qué se evalúa. Para qué se evalúa: qué se pregunta, que se responde. Que se enseña, qué se debe aprender, cuáles aprendizajes se están construyendo con la mediación del facilitador. En evaluación se negocia todo excepto el resultado final. La evaluación de los aprendizajes, en última instancia, aporta información para juzgar la pertinencia de la planificación educativa y de la acción del facilitador.

La estrategia de enseñanza constituye un curso de acción a través del cual el facilitador-mediador propicia una situación que favorezca el aprendizaje de los estudiantes. Hay que saber bastante de lo que se enseña y cómo enseñarlo para poder promover el intercambio, la discusión y la construcción de aprendizajes en los participantes. En un tiempo determinado y con unos recursos predeterminados. Establece el proceso que guía, orienta y facilita el camino del participante entre su posición actual y la posición en la que estará con los aprendizajes alcanzados. El aprendizaje implica cambio, crecimiento, reforma interior, transformación personal y social. Ninguna estrategia para la enseñanza es buena o mala, deben ser adecuadas al nivel, al contenido, a los estudiantes, a los propósitos, al contexto, etc. La estrategia es múltiple y variada. El celular, la pizarra, los textos, el cuaderno, la presentación de power point, la exposición del facilitador, las actividades de los estudiantes, el vídeo, la cartelera, la discusión, la visita, etc., dependen de cómo y para qué se usen; todos pueden resultar modos y maneras, formas y medios válidos y útiles.

Hay que tener muy claro qué es y cómo es un Facilitador. Un facilitador hace un resumen equilibrado y armónico de características y condiciones personales y profesionales. Hay que saber y saber mucho de la propia especialidad y hay que tener condiciones personales que promueven y fomentan en otros el deseo de aprender, o por lo menos no obstaculiza ni desestimula ese deseo. El aprendizaje es volitivo. Cada uno aprende cosas diferentes, de maneras diferentes y en momentos diferentes. La responsabilidad del aprendizaje es única y exclusiva del estudiante, apoyado, acompañado, facilitado, promovido, estimulado, incentivado por el docente facilitador. El aprendizaje debe construirse en situaciones flexibles, dinámicas, actualizadas, contextualizadas, aprendizaje significativo que sirve para la vida. Ética y calidad, relación adecuada con los estudiantes y encuentros educativos pertinentes son premisas fundamentales.

Debemos tener muy presente qué es exactamente lo que pudiera estar haciendo “ruido”, lo cual es inevitable en procesos de transformación curricular. Hay que ser muy cuidadoso de no dejarnos llevar por nuestras propias opiniones y percepciones no chequeadas, por nuestras propias angustias e incertidumbres existenciales y por nuestro particular modo de ver la realidad. Hay que ser muy cuidadosos de no caer en parálisis paradigmática, prisioneros rígidos de nuestro propio sistema de creencias. Las áreas de Formación son diferentes a los Grupos Estables, como su nombre e intencionalidad lo demuestran; los compromisos de enseñanza y con la construcción de aprendizajes por parte de los estudiantes.

Los documentos oficiales vigentes contienen además de temas generadores por área otro conjunto de ideas orientadoras macro a las cuales debe responder la ejecución de la propuesta, tales como finalidades educativas, referentes éticos y procesos y temas indispensables. Los fines de la educación son la guía fundamental de toda la acción y no meras palabras, se plantean en el artículo 15 de la ley orgánica de Educación. De ahí derivan referentes éticos y procesos y temas indispensables. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela afirma como valores superiores del Estado, determinantes de su ordenamiento jurídico y su actuación: la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y, en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político. Estos valores se traducen en fines esenciales: la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y el bienestar del pueblo. Tales valores y fines refieren a lo que somos, pero sobre todo a lo que queremos ser como sociedad; no en balde, se plantean como procesos fundamentales para alcanzar estos fines a la educación y el trabajo. En el marco del proceso de transformación curricular y construcción del plan de estudio para la educación media, se propone un conjunto de temas indispensables que dinamizan el currículo y sobre los cuales se debe orientar la práctica docente. Los temas indispensables surgen fundamentalmente de los principios y preceptos establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ya que la misma nos encuentra como ciudadanos y ciudadanas de una misma sociedad y nación.

El modelo socio crítico se desarrolla a partir de los años 70 y llega a la escuela, en España y otros países, en la segunda mitad de los 80. Surge en la escuela de Frankfurt, sobre todo de Jurquen Habermas. Esta posición supone una crítica de carácter ideológico-político opuesto a la cultura racionalista y academicista. Ahora el centro de atención se traslada de los contenidos y del profesor hacia el aprendizaje y el alumno, puesto que se supone que esté puede aprender por sí mismo de forma espontánea y natural. El profesor ejerce una función más de líder afectivo y social que de transmisor del conocimiento; se evita la directividad, pues se considera que perjudica el interés del que aprende, es decir se deja que debatan los mismos alumnos; nada más transformador ni más revolucionario que aprovechar al máximo el interés reconocido de los estudiantes y conducirlos en despertar el interés por aprender diferentes aspectos en diferentes áreas, a través de la discusión de su importancia y utilidad. Esta concepción mantiene la creencia "empirista" de que el alumno puede acceder directamente al conocimiento, que se halla en la realidad. En relación con el conocimiento escolar se tienen en cuenta, por tanto, dos referentes fundamentales, los intereses de los alumnos y el entorno, pero no se contemplan, prácticamente, las aportaciones del conocimiento científico.

El objetivo de este modelo es formar personas pensantes, críticas y creativas y en constante búsqueda de alternativas divergentes y éticas, para la resolución de los problemas que afecten a la sociedad. El docente ejerce el rol de mediador de los aprendizajes, es decir, establece una relación intencionada y significativa con los estudiantes y se encarga de seleccionar, organizar, planificar los contenidos, variando su frecuencia y amplitud, para garantizar reflexiones y procesos de "reorganización cognitiva". Implica la participación de los estudiantes en actividades que exijan problematización intelectual, ejercitación y reflexión constantes, de debates para potenciar la socialización.se propone lograr la más plena liberación de la persona sin someterla a través de los sistemas de instrucción oficiales. Concebir la concienciación de las estructuras mentales de tal manera que la conciencia se torne dinámica. Abrir espacios para lograr la influencia en acciones transformadoras de las condiciones sociales existentes y del propio individuo hacia su perfeccionamiento y mejoramiento. Los contenidos no se centran en saberes teóricos sino en la formación de competencias para el conocer, saber, hacer, convivir, compartir. Análisis sobre situaciones históricas-sociales.

Conocer significa adelantar un análisis crítico que ponga en evidencia las partes integrales y frente a ellas plantear una opción de transformación mediante el dialogo, el debate, la toma de conciencia y la reflexión. En consecuencia, el conocimiento es válido en tanto sea útil para intervenir el entorno, liberado y transformarlo, al formar parte del desarrollo de sus estructuras cognitivas. Asume como estructura el escenario en el que se desarrolla la vida del estudiante, considerando la relación con la comunidad a la que pertenece.

El profesor y el estudiante son pares protagonistas en el desarrollo de un currículo. Las estrategias básicas de este modelo son la reflexión, el debate. La evaluación cambia de finalidad y busca el tratamiento riguroso de los problemas que se relacionan tanto en el estudiante como con la institución, pasando por la valoración a la acción en un sentido proyectivo. El docente se constituye en el continuador del diálogo por medio del cual el alumno construye el mundo social; recurre a un lenguaje liberador sobre la basa de una verdad caracterizada por la justicia. Paulo Freire, Anton Makarenko y Celestine Freynet, son importantes representantes de este modelo curricular.

Fuentes:

Aguerrondo, I. (1999, junio). El Nuevo Paradigma de la Educación para el Siglo XXI. [Documento en línea]. Disponible: en http//www.oei/paradigma educación. (Consulta: 2015, octubre 2).

Alfaro, M. (2004) Planificación del aprendizaje y la enseñanza. Caracas: FEDUPEL.

Alvarado, L. y M. García (2008). Características más relevantes del paradigma socio crítico: su aplicación en investigaciones de Educación Ambiental y de Enseñanza de las Ciencias realizadas en el Doctorado en Educación del Instituto Pedagógico de Caracas. Sapiens, Revista Universitaria de Investigación, año 9, número 2, diciembre

  1. M. (1999). Teoría y Diseño Curricular. México: Trillas.

Coll, C. (1990) Aprendizaje escolar y construcción del conocimiento. Barcelona: Paidós.

Davini, M.C. (1995): La formación docente en cuestión: política y pedagogía. Barcelona: Paidós.

Gago y Huget, (1978). Modelo de Sistematización del Proceso de Enseñanza-Aprendizaje. México: Trillas.

García, J.E. (1995). La transición desde un pensamiento simple hacia un pensamiento complejo en la construcción del conocimiento escolar. Investigación en la escuela, 27, pp. 7-20.

Garner, H. Inteligencias Múltiples. La Teoría en la Práctica. Ed. Paidós. 1983.

Gómez. I. Y Mauri, T. (1991) La funcionalidad del aprendizaje en el aula y su evaluación, Cuadernos de Pedagogía. 188, 28‑32

González Pérez, M. (2000) La evaluación del aprendizaje: tendencias y reflexión crítica. Centro de Estudios para el perfeccionamiento de la Educación Superior, Universidad de La Habana, Ciudad de La Habana, Cuba. Revista Cubana de Educación Superior; 20(1):47-67.

Pramling, I. (1989) El desarrollo de las habilidades de aprendizaje en los niños. Escrito presentado a la Sociedad pare la Investigación del Desarrollo del Niño. Kansas City, 27‑30 d’abril de 1989.

Prieto Castillo, D. y otros (2002) Prácticas de aprendizaje y materiales didácticos. Curso Interuniversitario de EaD de la RED COES. II Edición. Módulo 2

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA. Ministerio del poder popular para la Educación. PROCESO DE TRANSFORMACIÓN CURRICULAR Orientaciones para la discusión en todos los niveles y modalidades Año Escolar 2016-2017

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN. ORIENTACIONES PEDAGÓGICAS AÑO ESCOLAR 2016-2017.

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN. Proceso de Transformación Curricular en Educación Media. Documento general de sistematización.

http://www.laizquierdadiario.com/Es-posible-desarrollar-una-pedagogia-liberadora-en-la-escuela-actual

http://crisbenchia.blogspot.com/2012/12/v-behaviorurldefaultvmlo.html

Compartir este post

Repost 0
Published by lenpolca
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : conversemos de educación y algo más
  • conversemos de educación y algo más
  • : Espacio para compartir sobre diversos temas de actualidad con énfasis en Educación, Historia y Política
  • Contacto

MUY IMPORTANTE!!!

visita también: http://grupo-acf.com/  

contáctanos:

 lenpolca@gmail.com

Páginas