Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
27 abril 2010 2 27 /04 /abril /2010 11:04

La Invasión de Bahía de Cochinos, también conocida como Invasión de Playa Girón, fue una operación militar en la que tropas anticastristas, entrenadas y dirigidas por la CIA, invadieron Cuba en abril de 1961. En un contexto de plena Guerra Fría la administración estadounidense consideró al nuevo gobierno cubano un serio peligro, no sólo por el hecho de tener tan próximo un régimen potencialmente aliado de la Unión Soviética, sino porque desde muy temprano quedó en evidencia que los nuevos dirigentes tenían intenciones de prestar apoyo a otras revoluciones que extendiesen el comunismo en Latinoamérica.

 

Al promulgarse la Reforma Agraria y expropiarse latifundios de compañías norteamericanas, los Estados Unidos suspendieron la cuota azucarera y dejaron de comprar este recurso a Cuba, que en aquel entonces era prácticamente el único renglón realmente millonario. Pero la isla encontró un comprador seguro en la Unión Soviética. Entonces se detuvieron todos los ingresos de petróleo a la isla desde los Estados Unidos y sus países aliados con vistas a paralizar la industria y en general la economía de la isla. La URSS rápidamente respondió enviando petróleo crudo a Cuba. Las refinerías con capital norteamericano se negaron a refinar el petróleo soviético y en respuesta a estas acciones múltiples, Cuba nacionalizó todas las posesiones de empresas estadounidenses en el país. Además de decretar casi de inmediato el embargo económico de Cuba, el presidente Dwight Eisenhower no tardó en ordenar el apoyo de organizaciones anticastristas que trataran de desestabilizar o derrocar al gobierno cubano, tanto dentro como fuera de la isla. Los dos países terminan por romper toda clase de relaciones a principios de 1961.

 

Desde Puerto Cabezas, Nicaragua, partieron los buques que transportaban al contingente integrado por unos 1200 hombres con la aprobación de John F. Kennedy (continuando la política del gobierno anterior), que había sido elegido presidente de los Estados Unidos en sustitución de Eisenhower. Los cubanos, en su mayoría de religión católica, creían que al ser el presidente "católico", tendrían más apoyo de su gobierno. El día 15 de abril  ocho aviones B-26, con bandera cubana en el fuselaje, bombardearon los aeropuertos militares de Ciudad Libertad, San Antonio de los Baños y el Antonio Maceo de Santiago de Cuba. Al día siguiente del ataque Fidel Castro, en una alocución por todos los medios de difusión y ante una multitud armada, declaró el carácter socialista y marxista de la Revolución Cubana. El Ejército Rebelde y las Milicias Nacionales Revolucionarias concentraron sus efectivos ante una posible invasión. Como medida táctica, el naciente Departamento de Seguridad del Estado de la Revolución Cubana llevó a cabo una extensa redada para encarcelar a un gran número de potenciales opositores, lo que neutralizó numerosos contactos de la contrarrevolución, en particular en La Habana.

 

Tras cuatro o cinco días de navegación, durante la madrugada se produce el desembarco en Playa Girón y Playa Larga de 1200 miembros de la Brigada 2506 escoltados por sus buques y ante escasa resistencia. Horas después los paracaidistas son transportados tierra adentro para ampliar la zona invadida, con la misión principal de controlar las tres carreteras de acceso al lugar. En esas primeras horas los aviones cubanos, en su mayoría modelos viejos, derriban siete aviones B-26 y ponen fuera de combate a los buques Houston y Río Escondido cerca de Playa Larga, perdiéndose el armamento que transportaban para las fuerzas en tierra.

 

Las tropas regulares del gobierno cubano van llegando paulatinamente a la zona, reforzando a los milicianos que hasta entonces intentaban rechazar el ataque. Al final del día los barcos de la brigada asaltante se retiran definitivamente quedando sin desembarcar equipos y municiones; el Houston quedó encallado y el Río Escondido fue hundido. Fidel Castro comprendió que era fundamental atacar a los barcos desde el aire y desde tierra para anular el envío de suministros y la Fuerza Aérea y la artillería cumplieron sus objetivos.  Se inicia la contraofensiva, con el empleo masivo de artillería adquirida en la Unión Soviética y Checoslovaquia. Las maltrechas tropas de la Brigada que controlan las dos carreteras de acceso a Playa Girón son obligadas a retroceder hasta la zona de San Blas; en Playa Larga las tropas asaltantes, ante su difícil situación por la falta de municiones, deciden abandonar sus posiciones y dirigirse a Playa Girón para unirse a los otros miembros de la brigada. El ejército cubano se hace con el control de Playa Larga. Las fuerzas asaltantes tienen que retroceder de San Blas a Playa Girón; los que quedan pronto son cercados y se rinden a primeras horas de la mañana. En la playa, a la escasez de municiones se une la falta de apoyo aéreo, gracias a la efectividad de los servidores de las baterías antiaéreas del Ejército cubano y las Milicias.

 

Los prisioneros anticastristas fueron juzgados y condenados por el gobierno cubano. Sin embargo, fueron canjeados a través de intermediarios con el gobierno estadounidense a cambio de 53 millones de dólares en forma de alimentos, medicinas y tractores. A finales de 1962 llegaron a EEUU, donde fueron recibidos y homenajeados por el presidente Kennedy. La victoria se convirtió en un enorme respaldo a Fidel Castro y al carácter socialista de la Revolución Cubana, proclamado tiempo antes. Para los EE.UU. supuso una tremenda humillación. Tras un análisis de los motivos de la derrota a finales de 1961. Después de llegar la Brigada a Estados Unidos y ser invitados a ingresar en el Ejercito Americano, Robert Kennedy, Procurador de Justicia, decidió volver a preparar una nueva invasión, Desde Nicaragua se hicieron varios ataques a instalaciones en Cuba, Esto fue llamado Operación Mangosta. El propósito de ésta era promover sabotajes que desembocaran en levantamientos internos y en el derrocamiento del gobierno, quizás con una segunda invasión, pero esta vez con la participación directa de EE.UU., lo que a la larga se traduciría en un largo e inútil conflicto de desgaste diplomático.

 

Sin embargo, con el devenir histórico del conflicto entre ambas naciones, el apoyo del llamado campo socialista y de las masas populares al gobierno revolucionario y la conocida como Crisis de los misiles de Cuba o Crisis de Octubre fueron frustrando el accionar de la administración de Kennedy con respecto a una invasión a Cuba. Y el pacto Kennedy-Kruschev, en el cual fue un arreglo entre Estados Unidos y Rusia de no permitir ningún nuevo ataque contra Cuba, por los exiliados cubanos. También es probable que el propio Kennedy no estuviera interesado personalmente en tomar estas acciones y que la invasión a Bahía de Cochinos fuera un plan ya concebido, financiado y planificado desde la anterior administración, lo cual podría explicar su falta de seriedad táctica y estratégica.

 

Acciones como esta invasión, los saboteos económicos, los atentados, el bloqueo y el estímulo permanente a la emigración cubana han puesto de manifiesto una enorme ceguera política de parte de los estados unidos que en buena medida ha contribuido a consolidar la Revolución Cubana, lográndose el efecto contrario a aquel para el cual fueron concebidos y diseñados.

 

Bibliografía

Enlaces externos Invasión a Playa Girón (diario Granma)

La CIA, Castro y Bahía de Cochinos

Playa Girón, la segunda derrota militar de Estados Unidos en América Latina

"http://es.wikipedia.org/wiki/Invasi%C3%B3n_de_Bah%C3%ADa_de_Cochinos”

 

 

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : conversemos de educación y algo más
  • : Espacio para compartir sobre diversos temas de actualidad con énfasis en Educación, Historia y Política
  • Contacto

MUY IMPORTANTE!!!

visita también: http://grupo-acf.com/  

contáctanos:

 lenpolca@gmail.com

Páginas