Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
5 mayo 2010 3 05 /05 /mayo /2010 11:14

A 48 AÑOS DEL “CARUPANAZO” Y DEL “PORTEÑAZO”

Leonardo Poleo

Los diez años de dictadura (1948-1958) sometieron a los partidos políticos venezolanos a un aprendizaje forzado sobre la necesidad de lograr un mínimo de entendimiento sí se quería asegurar el mantenimiento del sistema que nuevamente estaba configurándose La común experiencia del exilio y la persecución por parte de la dictadura abren la posibilidad de un nuevo acuerdo sobre bases de respeto y tolerancia recíproca. El exilio produce en los dirigentes de Acción Democrática un cambio de estilo y el abandono del exclusivismo.

En cuanto a COPEI sufre una constante evolución que se caracteriza de un lado, por la depuración de muchos de los elementos ultra conservadores, “infiltrados” desde su fundación, que abandonan sus filas para ir a colaborar con el régimen militar, de otro lado, se hacen sentir sobre él las corrientes progresistas del pensamiento cristiano y llegan a sus filas gran número de jóvenes, especialmente universitarios, abiertos a esa tendencia. Quienes posteriormente abandonarán este partido y se acercarán más a la izquierda.

 El deseo de los partidos de asegurar un mínimo vital de entendimiento que garantizara el funcionamiento del sistema en formación lleva a la elaboración del llamado “Pacto de Punto Fijo”, suscrito el 31 de octubre de 1958, por Acción Democrática, COPEI y Unión Republicana Democrática, dicho pacto se propuso la formalización e institucionalización de unas normas compartidas por los suscritos. Se establecía que el eventual paso de un partido a la oposición no lo convertiría en antagonista ni le eximiría de respetar las nuevas reglas del juego.

La exclusión del PCV del Pacto de Punto Fijo y la representación en la Junta provisional de importantes sectores de la burguesía nativa, hacen pensar que otros intereses menos visibles diferentes a los de URD, AD, COPEI intervinieron para delimitar las líneas fundamentales del funcionamiento del sistema en formación, al menos en lo que se refiere a la formulación de políticas económicas.

En conclusión, podemos decir que para 1958, las metas fijadas por los sectores que pretendían dirigir el sistema político apuntaban hacia la estabilidad inmediata del nuevo orden de cosas y su institucionalidad. Para ello se buscó y logró un acuerdo de base que evitara un conflicto generalizado entre los diversos actores sociales y políticos presentes para aquel momento y que la evaluación de la situación representaba como los revestidos de una mayor capacidad política para efectuar una acción exitosa. Todo proyecto que tuviera reformas sustanciales a la situación presente quedaba excluido por contradictorio con las metas del Compromiso, la estabilidad del sistema, a toda costa, de acuerdo con las garantías ofrecidas al gobierno norteamericano para que pudiera retirar su confianza y apoyo al gobierno del General Marcos Pérez Jiménez..

Los actores fundamentales de dicho compromiso fueron: los partidos políticos AD, COPEI, URD, convertidos en canales principales de la acción política; la Iglesia con la cual el Estado firmaba un “modus vivendi” que sustituía al patronato hasta entonces vigente; y la empresa privada a la cual se le reconocen sus intereses como legítimos y se le encarga de darle un renovado impulso a la industrialización del país mediante la protección del Estado a través de la política de substitución de importaciones. En cuanto a los militares, al mismo tiempo, que se delimitaba su área de intervención pública en la política, se les mejoraba sus condiciones de vida mediante mejores salarios, alojamiento, créditos baratos etc. La aristocracia obrera comprometía a la Confederación de Trabajadores de Venezuela en el apoyo a la democracia, progresista, populista, reformista sin radicalismos y sin extremismos.

La política cada vez más conservadora del gobierno de Rómulo Betancourt (1959-1964) acentuó las contradicciones con los sectores de izquierda internos y externos a Acción Democrática, agudizando el proceso que ya se venía dando desde la época de la dictadura entre las posiciones de quienes dirigían la lucha en la clandestinidad y aquellas sostenidas por los máximos dirigentes en el exilio.  Situación de profunda conflictividad social, económica y política, de la cual constituyen una buena expresión, entre otros, los levantamientos de Carúpano y Puerto cabello.

El Carupanazo fue una insurrección militar en Carúpano que estalló en la medianoche del 4 de mayo de 1962, a cargo del batallón de Infantería de Marina Nro. 3 y el destacamento Nro. 77 de la Guardia Nacional. Los Insurrectos, al mando del capitán de Corbeta Jesús Teodoro Molina Villegas, del Mayor Pedro Vegas Castejón y del Teniente Héctor Fleming Mendoza, se alzaron contra el gobierno nacional, ocupando las calles y edificios de la ciudad, el aeropuerto y la emisora Radio Carúpano desde donde lanzaron un manifiesto en nombre del Movimiento de Recuperación Democrática. Por su parte, el presidente constitucional Rómulo Betancourt exigió la rendición a los alzados, al tiempo que se iniciaba la movilización de los efectivos leales pertenecientes al batallón de Infantería Mariño, el batallón Sucre de Cumaná y el batallón de Infantería de Marina Simón Bolívar de Maiquetía, se producían ataques por parte de la Aviación y se bloqueaba el puerto por parte de las unidades navales en lo que se denominó la Operación Tenaza. Al día siguiente (5.5.1962) las tropas gubernamentales tomaron el control de Carúpano y sus alrededores, capturando a más de 400 personas involucradas en la asonada entre militares y civiles, entre ellos el diputado del Partido Comunista de Venezuela Eloy Torres, así como otros miembros de ese partido y del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Ante tales hechos, el presidente Betancourt suspendió las garantías constitucionales, acusó al PCV y al MIR de estar involucrados en la sublevación y expidió el decreto núm.752 suspendiendo el funcionamiento de ambos partidos en todo el territorio nacional, como preámbulo a la posterior ilegalización definitiva de ambos acordada por la Corte Suprema de Justicia.

A diferencia del "Carupanazo" el "Porteñazo" representó una conspiración cívico-militar de mayor magnitud, tanto por las fuerzas involucradas, lo intenso de la lucha y por el terrible saldo de heridos y muertos dejados. Al amanecer del día 2 de junio de 1962, se produce una sublevación en la base naval de Puerto Cabello (Edo Carabobo), dirigida por el Capitán de Navío Manuel Ponte Rodríguez, el Capitán de Fragata Pedro Medina Silva y el Capitán de Corbeta Víctor Hugo Morales. El gobierno nacional envía efectivos de la Fuerza Aérea y del Ejército que bombardean y rodean la ciudad, produciéndose el combate frontal entre las fuerzas insurrectas del batallón de infantería de marina General Rafael Urdaneta (que se habían sumado a la sublevación de los oficiales y efectivos de la base naval y grupos civiles armados por éstos) y la tropa del batallón Carabobo que se había trasladado desde Valencia, al mando del coronel Alfredo Monch, en el, desde entonces, famoso y trágico sitio de La Alcantarilla. Al mismo tiempo, la mayoría de los oficiales al mando de la escuadra y el destacamento Nro. 55 de la Guardia Nacional se niegan a participar en el alzamiento.

Finalmente, el día 3 de junio, el Ministerio de Relaciones Interiores, Sr. Carlos Andrés Pérez, anunció que desde el amanecer, las Fuerzas Armadas leales al gobierno habían puesto fin a la rebelión con un saldo de más de 400 muertos y 700 heridos. Tres días después, luego de ser capturados los jefes del alzamiento, cae el último reducto de los insurrectos, el Fortín Solano. Posteriormente, se comprobó la participación en los acontecimientos del "Porteñazo" de políticos ligados al Partido Comunista de Venezuela y se inició una profundización de la política de depuración en las Fuerzas Armadas de oficiales ligados o sospechosos de simpatía con la izquierda.

Los enfrentamientos contra el gobierno constitucional del presidente Rómulo Betancourt, en los cuales hay mucho de provocación gubernamental, fueron reprimidos con una dureza que aún asusta a los demócratas y constitucionalistas; más allá del uso proporcional de la fuerza para restablecer el orden, desapariciones, torturas, asesinatos y cárcel estuvieron a la orden del día.

Bibliografía de Referencia:

BAILEY, F G. (1971) Las Reglas del Juego Político; Caracas, editorial arte.

BETANCOURT, R. (1969) Venezuela Política y Petróleo; Caracas, editorial Senderos     tercera edición.

BLANCO MUÑOZ; A. (1974) Modelos de Violencia en Venezuela; Caracas, Editorial    Desorden.

                                         (1976) Clases Sociales y Violencia en Venezuela; Caracas, UCV.

BREWER C., A. R. (1982) Instituciones Políticas y  Constitucionales; Caracas, Jurídica   Venezolana.

BRITO FIGUEROA, F. (1979) La Estructura Económica y Social de Venezuela; Caracas, UCV, tercera edición, 4t.

COMBELLA, R. (1982) Estado de Derecho: Crisis y Renovación; Caracas, Jurídica Venezolana

DUVERGER, M. (1968) Introducción a la Política; Barcelona, editorial Ariel.

(1970) Instituciones Políticas y de Derecho Constitucional; Barcelona, editorial Ariel quinta edición.

FACULTAD DE CIENCIAS POLÍTICAS Y JURÍDICAS (1980)  Libro Homenaje al Profesor Pedro A Moles; Caracas, UCV.

FUENMAYOR, J. B. (1976) Historia Política de Venezuela Contemporánea; Caracas Talleres Tipográficos de Miguel García e hijos.

 FUNDACIÓN EUGENIO MENDOZA  (1963) Venezuela Independiente; Caracas.

FUNDACIÓN JHON BOULTON (1976) Política y Economía en Venezuela 1810-1976; Caracas, Italgráfica.

GALEANO, E, (1979) Las Venas Abiertas de América Latina; Bogotá, Siglo XXI, vigésima cuarta edición.

NJAIM, H. (1975) El Sistema Político Venezolano; Caracas, Instituto de Estudios Políticos de la UCV.

REY, J. C. (1972) El Sistema Político Venezolano; politeia n 1, UCV.

 (1980) Problemas Socio Políticos de América Latina; Caracas, editoriales Ateneo y Jurídica venezolana.

RIVAS R., J. (1972) Historia Gráfica de Venezuela; Centro Editor.

Compartir este post
Repost0

Comentarios

Presentación

  • : conversemos de educación y algo más
  • : Espacio para compartir sobre diversos temas de actualidad con énfasis en Educación, Historia y Política
  • Contacto

MUY IMPORTANTE!!!

visita también: http://grupo-acf.com/  

contáctanos:

 lenpolca@gmail.com

Páginas